Complices

 Saber lo que quiere, le gusta y le interesa al otro y ayudarle a conseguirlo en todo momento.

 La complicidad exige un gran conocimiento mutuo. Un gesto, una palabra, un tono de voz, una mirada de uno, es interpretada enseguida por otro.

 La complicidad es un gran activo de la pareja ideal frente a terceros. Ella y él frente al mundo.

 Una complicidad única entre los dos, un lenguaje común único que nadie entiende nada más que ellos y les da la oportunidad de estar rodeados de gente, y sin decirse nada, saber como se sienten.

 La complicidad significa amor verdadero. Si tu pareja realmente la quieres perderás todo el tiempo del mundo en conocerla. Quizás no te gusten algunas cosas, pero las comprenderás, las asumirás, las respetarás y serás su cómplice.

 

 

Sí así de sencillo. Sentirse tan bien que es una necesidad. Cualquier excusa es suficiente.

 No hay que hacer nada, simplemente estar juntos. Él trabaja horas y horas y ella lee a su lado. Se levanta y le prepara algo. O al revés. Ella duerme y él le acaricia el pelo, escucha su respiración y con ello se alimenta. Es la posibilidad de mirarse, de comunicarse sin hablar. De hablar sin parar; de descubrir algo nuevo que no sabían. No hay nada, ni nadie que te haga sentir tan bien. Es sentirte cómodo, relajado, confiado, sin protocolos, sin trajes. Desnudos de cuerpo y alma. Ser amantes de virtudes y defectos. ¿Empalagoso? Bueno, quizás no has encontrado a tu pareja ideal... Los hay que están cincuenta años así y no se cansan.

 

La pareja ideal vive la necesidad mutua de proyectar una vida entera juntos. 

Saben hacer que sus pequeñas cosas sean realmente grandes y las grandes las hacen pequeñas para poder abarcarlas sin que en ningún momento les resten protagonismo a su relación. Todo tiene sentido si se hace juntos. Comprar regalos, viajar, cambiarse de casa, iniciar un nuevo trabajo, estrenar una nueva cafetera, tener hijos, saber encajar las dificultades y malos momentos y disfrutar a tope de los buenos. Proyectar una vida juntos es la consecuencia de sentirse bien el uno al lado del otro.

 Y el sexo?

El mejor, el único. Haciéndolo todo y sin hacer nada. Sencillo y sofisticado. Blanco y negro. Azul y rosa. Es la fusión, es sentir el placer del otro, imaginarlo, provocarlo y sentirlo. Es comunicación total, es lenguaje de cuerpos sincronizados. Es empezar como el primer día; pero también es conocer y provocar "tu respuesta" una y mil veces. Y la última saberme a poco, querer empezar de nuevo... Es oler, tocar, respirar, besar... es interpretar una melodía que siempre es única y suena diferente, más melodiosa, más sincera...

 

6 Es evocar decenas y decenas de sensaciones. Es sentir ser guardián de sueños. Es evocar palpitaciones, es estar triste si enfermas, es no vivir si desapareces... Es saber que el amor no se define, se siente.

 

. Es sentir que no hay barreras ni desconfianzas. Es sentirte correspondido en todo momento. Es sentir que eres libre, pero que no te importaría ser esclavo de ti mismo.

 

.. Todo es posible.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0