7 claves para ampliar tu círculo social

7 claves para ampliar tu Círculo Social

Los amigos no caen del cielo ni tocan a tu puerta. Tienes que salir, invitar, llamar, proponer planes, etc; es decir, tienes que asumir un rol proactivo. Encontrarás cientos de perspectivas sobre un mismo tema, tendrás que ser tolerante. Este post está dedicado a aquellos que deseen construir un círculo social o ampliar los que ya tienen.


1. Explora Nuevas Actividades

La mejor forma de conectar con la gente es encontrando puntos en común. ¿Qué te gustaría aprender este mes? Cuando te inscribes en un curso que requiera una dinámica interactiva como los deportes o el baile es prácticamente inevitable que comiences a conocer otras personas. Involúcrate en las conversaciones y planes que se desarrollen dentro del grupo.
2. Sé positivo

No esperes atraer personas si todo el tiempo estás haciendo mala cara o vives en continua depresión. El sentido del humor genera bienestar, pero la amargura repele. Nadie gana amigos inspirando lástima ni quejándose incesantemente del clima, el gobierno o el tráfico.
3. Proporciona emociones positivas

No critiques ni condenes la actitud o el aspecto de los demás. Durante tres años trabajé en una de las tiendas de ropa para hombre más reconocidas del país, ¿tú crees que me la paso juzgando a los demás por la forma en que se visten? Tengo los criterios, pero sé que ponerme en esa tarea sólo va a crear resentimientos. En lugar de eso aprendo de aquellas cosas en que son expertos y me pueden resultar útiles. 
Durante la conversación anima a la otra persona a que hable de sus intereses, de los planes que tiene y sus experiencias. Permite que sea quien hable más y comparte también anécdotas similares. ¿Se quejará luego porque habló contigo de sus pasiones e intereses? Nunca.
4. Acepta las diferencias

Tú no tienes porque cambiar tu forma de ver el mundo sólo para encajar en un grupo, los demás tampoco tienen que hacerlo para agradarte. Todos tenemos una visión personal de las cosas, un sistema de creencias, una religión, un favoritismo hacia ciertas corrientes políticas, etc. 
Evita discutir sobre esas cosas o asumir una posición demasiada rígida con las personas que acabas de conocer: "Si es de izquierda entonces no puede ser mi amigo". 
5.  Toma la iniciativa

No esperes que te llamen, te hablen por msn y además de inviten. Puedes empezar con un grupo pequeño para organizar una salida el el fin de semana a practicar rafting, o sugerirle a una amiga tuya inscribirse en un taller de dibujo. 
Cuando estés en msn sé el primero en empezar la conversación en lugar de esperar siempre a que los demás sean los que hagan ese trabajo. Llama a tus compañeros de la universidad que hace tiempo no ves e invítalos a tomar unas cervezas. ¿Difícil? No, para nada. Es cuestión de hacer en lugar de esperar a que los otros hagan.
6. Asume el costo

Me refiero al tiempo, no al dinero. Ser sociable significa entre otras cosas trasnochar para irse de rumba, sacrificar un par de horas de estudio para ir a jugar billar o apagar tu blackberry para meterte de lleno en la conversación de la persona que tienes al lado. Si el estudio, el trabajo o el computador son tu prioridad difícilmente serás alguien que los demás tengan en cuenta cuando vayan a salir.
7. Aprende de los mejores

Tú puedes tener un número ilimitado de amigos, sin discriminar su filosofía de vida o su nivel de ingresos, pero  es obvio que tendrás una mayor afinidad con las personas que tienen intereses similares a los tuyos.
Determina qué personas tienen conocimientos y habilidades que a ti personalmente te llamen la atención. Algunos son exitosos financieramente, otros siempre están conociendo lugares nuevos, unos pocos son tremendamente buenos para hablar en público, etc. Aprende de ellos, que te cuenten su experiencia personal y cómo se convirtieron en lo que son ahora.

Ser sociable no sólo te proporciona experiencias nuevas, es también una oportunidad para aprender de otros, establecer contactos empresariales, conocer alguien que te pueda ayudar a conseguir un nuevo trabajo o simplemente intercambiar favores. 
fuente: www.liderazgo-integral.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0