Despegarse sin Anestesia

 

 

 

 

 

 

 

 

Si consideras que algo o alguien en tu vida es indispensable para tu

felicidad, tienes un grave problema porque “estás a la sombra de tu

amo”.

Hay relaciones de pareja en las que uno de los miembros es muy

dependiente del otro aunque a cambio le ofrezca muy poco amor. Esta

persona invierte el 80% de su tiempo soportando una relación de mal

trato para obtener muy poquito beneficio.

 

¿La felicidad está en obtener las cosas, o en necesitar lo menos

posible? Tenemos que llegar hasta la felicidad de una maneta más

armoniosa, más relajada. Así que nuestra sociedad es ignorante en el

sentido de que no aceptamos la pérdida ni la desesperanza.

 

El apego es un vínculo obsesivo con un objeto, idea o persona que se

fundamenta en cuatro creencias falsas: que es permanente, que te va a

hacer feliz, que te va a dar seguridad total y que dará sentido a tu

vida. Cuando tienes un vínculo de este tipo no estás preparado para la

pérdida y no aceptas el desprendimiento.

 

¿El apego es sinónimo de adicción?

 

El apego corrompe, eso te lo dirá cualquier psicólogo que haya

estudiado este campo. Para mí, es el principal motivo de sufrimiento en

la historia de la humanidad. Si el apego corrompe, pierdes tu dignidad,

tu respeto, tus valores más esenciales. También pierdes libertad, y no

puedes decidir cómo te vas a mover. Pierdes tranquilidad porque una de

las características del apego es el miedo a perder aquello que deseas.

Finalmente, pierdes también la alegría. Tu mente está tan metida en

invertir recursos que pierde la posibilidad de disfrutar la vida con

muchas otras cosas, te absorbe.

 

¿Para que no acabemos dependiendo de ellas?

 

Lo primero es entender que cualquier necesidad es potencialmente

susceptible de convertirse en un apego. Incluso necesidades primarias

como comer o tomar agua. Te das cuenta de que estás cayendo en eso

cuando no puedes controlarlo y empiezas a ver que te hace mucha falta;

cuando la necesidad se convierte en algo imprescindible y no eres capaz

de decir: si lo tengo bien, y si no, también.

 

 

Sin anestesia. ¿Desapegarse de algo o de alguien es asumir que el dolor

será inevitable?

 

Claro. Una persona cambiará un sufrimiento inútil por un sufrimiento

útil, que es el del duelo y la pérdida asumida.

 

 

Entrevista a Walter Riso sobre su libro

"DESPEGARSE SIN ANESTESIA"

 

Os lo recomiendo!! Espero os haya gustado.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0